Horarios de Misa

Lunes a Sábados:
7:00 pm

Domingos:
9:30 am, 12:00 m, 7:00 pm

Otros Servicios Pastorales



Fiestas Patronales
Las Patronales con el Ballet Folklórico Correo
Escrito por Padre Lucas Lafleur, msc.   
Viernes, 15 de Julio, 2016
Las Patronales con el Ballet Folklórico
 
Día 5: Ofrecer mas que pan Correo
Escrito por Padre Lucas Lafleur, msc.   
Jueves, 14 de Julio, 2016
Día 5: Ofrecer mas que pan
 
Fiestas Patronales 2016 Correo
Escrito por Padre Lucas Lafleur, msc.   
Domingo, 10 de Julio, 2016
Fiestas Patronales 2016
 
Patronales 2015: Recordatorio Correo
Escrito por Padre Lucas Lafleur, msc.   
Lunes, 20 de Julio, 2015
Recordatorio Patronales 2015
Recordatorio Patronales 2015
 
Patronales 2015: Cuidado de la Casa Común Correo
Escrito por Padre Lucas Lafleur, msc.   
Viernes, 10 de Julio, 2015
Cuidado de la Casa Comun
Cuidado de la Casa Común
 
Patronales 2015: Programa de Actividades Correo
Escrito por Padre Lucas Lafleur, msc.   
Jueves, 09 de Julio, 2015
Programa de Actividades
Programa de Actividades
 
Fotos de las Patronales 2014 Correo
Escrito por Padre Lucas Lafleur, msc.   
Domingo, 10 de Agosto, 2014

 

 
Último día de nuestras patronales PDF Imprimir Correo
Escrito por Padre Lucas Lafleur, msc.   
Domingo, 20 de Julio, 2014

El PLACER del "Yaniqueque" y la ALEGRÍA del Evangelio


El PLACER del "yaniqueque" (cosa de los sentidos)

Calentito, saladito, crujiente, relleno o clásico, el yaniqueque es uno de esos antojos irresistibles al paladar, pero además forma parte de la cultura gastronómica dominicana.

Aunque nació como un bocado simple, hoy en día se rellena con jamón, huevo, queso, mariscos y carne de pollo, entre otros ingredientes, incluso hay uno famoso que es el "yaniqueque light", relleno de vegetales.

patronales2014 ultimodia 2A pesar de que la receta no es un secreto para ningún dominicano, porque todos saben que está elaborado con harina de trigo, sal, agua y un poquito de polvo para hornear (para que crezca), nadie en su casa ha podido conseguir hacer un yaniqueque como los que venden en las calles, y menos como los de Boca Chica, y es que, aparentemente, quienes se dedican a la elaboración de este bocado, guardan algún truco.

Su origen:

"El Johnny Cake, o Yaniqueque" para los buenos dominicanos. Según una versión el yaniqueque nació en San Pedro de Macorís como resultado de una imitación de un pancake que comían los soldados norteamericanos durante la guerra civil estadounidense, que llevaba el nombre de quien lo inventó, Johnny Cake. A los dominicanos se nos quedó la fonética: yaniqueque.

Otra versión. Se cuenta que fue a finales de 1800 que llegó a República Dominicana el norteamericano llamado Johnny y se puso a hacer lo que en EE.UU se conoce como "Elefant ear", que se preparaba originalmente con azúcar, luego este mismo bocado lo preparó con sal.

Johnny era repostero de profesión, y puso un negocio que se llamó Johnny's cakes, donde se vendía la nueva versión salada de los Elefant ear. A la gente le encantó este nuevo invento y comenzó a decir "vamos a comer donde Yani (Johnny) queque (Cake)" y de ahí el nombre con el que se denomina. (Lily Luciano, en Hoy Digital, 2009)

La ALEGRÍA del Evangelio (cosa del corazón)

En medio del innegable malestar mundial irrumpió sorprendentemente este año una figura que nos devolvió esperanza, alegría y gusto por la belleza: el Papa Francisco. Su primer texto oficial lleva como título Exhortación Apostólica Alegría del Evangelio. Un texto entreverado de alegría, de las categorías del encuentro, de la proximidad, de la misericordia, del lugar central de los pobres, de la belleza, de la "revolución de la ternura" y de la "mística del vivir juntos".

Tal mensaje es un contrapunto a la decepción y al fracaso ante las promesas del proyecto de la modernidad de traer bienestar y felicidad para todos. En realidad está poniendo en peligro el futuro de la especie por el asalto avasallador que sigue haciendo sobre los bienes y servicios escasos de la Madre Tierra. Bien dice el Papa Francisco: «la sociedad tecnológica ha logrado multiplicar las posibilidades de placer pero encuentra muy difícil engendrar la alegría» (Exhortación, nº7). EL PLACER ES COSA DE LOS SENTIDOS. LA ALEGRÍA ES COSA DEL CORAZÓN.

No es una alegría de bobos alegres que lo son sin saber por qué. Brota de un encuentro con una Persona concreta que le suscitó entusiasmo, lo elevó y simplemente lo fascinó. Fue la figura de Jesús de Nazaret. No se trata de aquel Cristo cubierto de títulos de pompa y gloria que la teología posterior le confirió. Es el Jesús del pueblo sencillo y pobre, de las carreteras polvorientas de Palestina que traía palabras de frescor y de fascinación. El Papa Francisco da testimonio del encuentro con esa Persona. Fue tan arrebatador que cambió su vida y le creó una fuente inagotable de alegría y de belleza. Para él evangelizar es rehacer esta experiencia, y la misión de la Iglesia es recuperar el frescor y la fascinación por la figura de Jesús. Evita la expresión ya oficial de "nueva evangelización". Prefiere "conversión pastoral" hecha de alegría, belleza, fascinación, proximidad, encuentro, ternura, amor y misericordia. (Leonardo Boff)

Nada mejor que recordar el testimonio de F. Dostoievski al salir de la Casa de los Muertos en Siberia: «A veces Dios me envía instantes de paz; en esos instantes, amo y siento que soy amado; en uno de esos momentos compuse para mí mismo un credo, donde todo es claro y sagrado. Ese credo es muy sencillo. Es éste: «Creo que

no existe nada más bello, más profundo, más simpático,
más humano, más perfecto que CRISTO;

y me lo digo a mi mismo con un amor celoso, que no existe ni puede existir. Y más que eso: si alguien me probara que Cristo no está en la verdad y que ésta no se encuentra en él, prefiero quedarme con Cristo a quedarme con la verdad».

 
<< Inicio < Anterior 1 2 3 4 5 6 7 Siguiente > Fin >>

Página 1 de 7