Horarios de Misa

Lunes a Sábados:
7:00 pm

Domingos:
9:30 am, 12:00 m, 7:00 pm

Otros Servicios Pastorales



Testimonio de Yolanda Burgos PDF Imprimir Correo
Lunes, 18 de Julio, 2011

Hola, mi nombre es Yolanda Burgos y mi esposo Ernesto y yo pertenecemos a la Comunidad Nazareth de esta Parroquia. El día 23 de Diciembre del 2010 a nuestro hijo Ronny le detectaron un tumor en el cerebro del cual fue operado el 13 de Enero y gracias a Dios con todas las oraciones nuestras y de nuestros hermanos de toda la parroquia salió bien; el médico que le opero en ese entonces nos dijo que todo salió bien y que no había que darle tratamiento alguno, nosotros no nos cansamos de dar gracias y Ronny y su novia de 6 años se casaron en Febrero.

Casi a los dos meses de operado Ronny comenzó a sentirse muy mal, mucho dolor de cabeza, vómitos, perdida de movilidad del lado derecho, el ojo derecho fuera de su centro, el médico de ese entonces nos dijo que era normal. Llegamos al punto de pedir cita con otro médico; esa misma semana antes de la cita con el nuevo medico tuvimos que internar a Ronny por deshidratación, según nos dijo el médico, pero como quiera le llevamos todos los estudios al nuevo medico para que lo chequeara y nos dijo que Ronny estaba en coma y que todavía tenía el tumor, había que operarlo nuevamente de emergencia, lo sacamos de la Plaza de la Salud, que era donde estaba y lo metimos en la UCE, al otro día fue operado nuevamente, el 13 de Marzo.

De nuevo mucha cadena de oración por Ronny desde el primer instante, no nos cansamos de pedir por él y que nos diera valor para soportar todo lo que nuestro Señor quiera enviarnos, pero que no permitiera que perdiéramos nuestra Fe y nuestro amor por El y sobre todo le damos las gracias porque siempre nos escucha. El pronóstico no era bueno, Ronny fue detectado con Gliobastoma Multiforme regenerativo, es el peor tumor que puede salir, maligno y el médico no nos daba seguridad para Ronny. No nos volvimos locos porque el Señor esta siempre de nuestro lado. No solo eso a Ronny no se le quitaron unas fiebres y nos dijeron que tenía tanto liquido en la cabeza después de la operación que había que ponerle un drenaje de por vida.

María (su esposa) y yo siempre rezábamos el Rosario en la habitación durante la noche, pero una mañana yo me fui a la capillita de la clínica para poder orar tranquila y le pedía a María Santísima que por favor intercediera por Ronny para que no tuvieran que ponerle ese drenaje porque ya el había sufrido mucho, en ese momento yo tuve una hermosa visión, vi a una virgen bella con una corona grande que estaba abrazando a Ronny y cubriéndolo con su manto azul y sobre ellos una luz muy brillante, yo abrí mis ojos y quede sorprendida, pero en la tarde llega un sacerdote amigo de la familia a orar por Ronny y me dijo que me tenía un regalo, ese regalo era una estampita de la misma virgen que yo había visto con Ronny, desde ese instante supe que todo iba a salir bien.

Al otro día las sabanas de Ronny amanecieron llenas del liquido de la cabeza y cuando lo revisaron no sabían de donde salía porque no se le veía ningún orificio, nosotros SI sabíamos que había pasado, nuestra madre nos había escuchado. No tuvieron que ponerle el drenaje a Ronny. Ronny se le dieron 30 sesiones de Radioterapia, junto con la quimio, que todavía continuara por un año, no ha tenido ningún síntoma con el tratamiento, ni nauseas, ni vómitos, ni dolores, solo comiendo mucho y un poco hinchado por las pastillas y claro...se le cayó el pelo, pero le hicieron una tomografía la semana pasada, todo va bien, no hay señales del tumor y sabemos que todo seguirá bien porque no nos cabe duda de que Dios está de nuestro lado y María Santísima nos está cubriendo con su manto.

Le damos gracias a Dios por todos esos ángeles que nos ha enviado por medio de nuestros hermanos de la parroquia que por sus hermosas oraciones nos han ayudado tanto espiritualmente como económicamente, en especial al Padre Lucas que también nos ha servido de apoyo en estos momentos. Dios los bendiga!!

Yolanda Burgos
Santo Domingo, R.D.