Nuestro Párroco PDF Imprimir Correo

Padre Arturo Pichardo Díaz

 

Fue ordenado sacerdote el 17 de junio del 1989. Sus primeros años de ministerio sirvió como Vicario en la Parroquia San Isidro de Castillo, San Francisco de Macorís.

En el año 1991 ingresó a la PUCMM donde hizo una Licenciatura en Derecho y mientras estudiaba, ayudaba en la formación tanto en el Centro Vocacional de Santiago, por un año, como en el seminario de los MSC en la capital.

Se graduó de Abogado en el año 1995 y fue nombrado Párroco de la Parroquia Nuestra Señora del Sagrado Corazón de Los Prados, Santo Domingo, D.N., a la vez que desempeñaba el servicio de Ecónomo (administrador) de la provincia de los Misioneros del Sagrado Corazón.

En el año 2001, fue nombrado Párroco en San José de Las Matas ahí trabajó por tres años hasta el 2004.

Del 2004 al 2007 trabajó como Vicario en la Parroquia Nuestra Señora de La Altagracia de Santiago; luego sirvió en Samaná por unos meses y el mismo año 2007 fue nombrado Párroco de la Parroquia Nuestra Señora de La Altagracia de Nagua, en donde sirvió por 5 años.

De ahí pasó a ocupar el cargo de Párroco de la Parroquia Nuestra Señora del Sagrado Corazón en Los Prados en el año 2012 hasta el mes de septiembre del año 2016, en que asumió como Párroco de la Parroquia Divino Niño Jesús de Las Praderas, D.N.

Es el Ecónomo (Administrador) Provincial desde el año 2012 de la Provincia de los Misioneros del Sagrado Corazón en República Dominicana; de modo que divide su tiempo en estos dos servicios.

A lo largo de estos años el Padre Arturo ha combinado su trabajo pastoral con otro modo de evangelización a través de la música, ya que es compositor de canciones religiosas y ha producido cinco trabajos musicales, siendo la más reciente la producción BANQUETE DIVINO, cantos de Misa dominical para domingos del tiempo ordinario.

 


 

Párroco 2004-2016: Reverendo Padre Lucas Lafleur

Cincuenta años de labor sacerdotal, una vida misionera en el amor de Jesús.

 

El 24 de junio del 2010 nuestro querido Padre Lucas celebro sus 50 años de vida sacerdotal, feliz acontecimiento de sus bodas de oro con Cristo y la iglesia que ha pastoreado con amor en estos años.

El Padre Lafleur, nació en St-Antonie de Tilly, Canadá, en el mes de octubre; en su pueblo natal dio sus primeros pasos en la vida misionera. Hizo sus votos perpetuos el 8 de septiembre de 1957 y se ordenó sacerdote el 24 de junio del 1960.

En 1961 inició su misión sacerdotal en nuestro país, radicado en el Seminario Misionero de San José de Las Matas y en 1966 fue el Párroco Fundador de la Parroquia Corazón de Jesús en Santiago; cuatro años después se trasladó a la ciudad de Nagua como Párroco de la Parroquia Nuestra Señora de La Altagracia. En el 1973 trabajó como Superior Provincial de los Misioneros del Sagrado Corazón, MSC, continuando luego su servicio pastoral como Director del Instituto Nacional de Pastoral (Iº Plan Nacional de Pastoral) y Párroco de la Parroquia Nuestra Señora del Sagrado Corazón, Los Prados , en el periodo 1978-1983.

Para alegría de los feligreses del Cibao, en 1983 retornó a esta hermosa región como Párroco de la Parroquia San Isidro, en Castillo, San francisco de Macorís; también fungió como Vicario Episcopal de Pastoral, Diócesis de San Francisco de Macorís, 1984-85. Su labor misionera continuó en Santiago donde por siete años fue Párroco de la Parroquia Nuestra. Señora de La Altagracia, Santiago.

Desde 1993 hasta 1998 estuvo en Santo Domingo como Director del Instituto Nacional de Pastoral (IIº Plan Nacional de Pastoral) y Vicario Episcopal de Pastoral (1994-1998), Arquidiócesis de Santo Domingo.

Este incansable misionero retornó a Santiago en 1998 donde hasta el 2004 fue el Párroco de la Parroquia Nuestra Señora de La Altagracia, Santiago; también desempeñó la labor de Vicario Episcopal de Pastoral, Diócesis de Santiago (2000-2004).

En el 2004 regresó a la ciudad capital donde hasta el presente es Párroco de la Parroquia Divino Niño Jesús en Las Praderas; desde el 2007 también es Párroco de la Parroquia Nuestra. Señora del Sagrado corazón, Los Prados.

En el pasado mes de febrero, el Padre Lucas fue nombrado Vicario Episcopal de la Vida Consagrada.

Cabe destacar otros servicios de carácter temporal, entre los cuales citamos:

  • Miembro de la Directiva de la Conferencia Dominicana de Religiosos - Condor
  • Miembro del Consejo Provincial MSC
  • Director de la Revista Amigo del Hogar y Ediciones MSC
  • Ecónomo Provincial MSC
  • Superior local de Comunidades MSC
  • Confesor de las Hermanas Carmelitas de Santiago y Santo Domingo
  • Asesor Nacional del Movimiento Familiar Cristiano
  • Asesor Nacional de Fe y Luz
  • Arcipreste de la Zona Central de la Arquidiócesis de Santo Domingo

El Espíritu Santo ha bendecido al Padre Lucas con dones y carismas, talentos que ha multiplicado con gracia y sencillez; habla varios idiomas, lo que le ha permitido ser traductor en congresos y conferencias de la congregación. Es un gran motivador desde sus bellas homilías y sus escritos con sabias enseñanzas. En todas sus acciones se destaca su gran entrega al servicio pastoral, su amor al prójimo y atención especial a los más necesitados.