Oraciones para un examen de conciencia PDF Imprimir Correo
Escrito por Padre Lucas Lafleur, msc.   
Martes, 20 de Diciembre, 2011

A los amigos y amigas que visitan nuestra Web:

En la última recta de nuestra preparación a la celebración del misterio de la Encarnación de "Dios entre nosotros", queremos compartir dos oraciones penitenciales que nos pueden ayudar a celebrar no solamente la "corteza", sino el "corazón" de la fiesta de Navidad. Para una Navidad en profundidad, es necesario un buen inventario de nuestros modos de ser y hacer como hijos e hijas de Dios, hermanos y hermanas del Enmanuel...

 

Liturgia Comunitaria De La Penitencia

(dos oraciones para un examen de conciencia)

Hermanos y hermanas: Nos encontramos aquí reunidos, no como un grupo de individuos, sino como miembros de un «pueblo de pecadores»

Tenemos fe en que la confesión común de nuestros pecados, como un vivir en comunidad el perdón de nuestro Padre, es un medio para acercarnos más como hermanos y así fortalecer la comunidad.

 

Oraciones De La Comunidad Penitente

OH SEÑOR, ESCUCHA Y TEN PIEDAD

A - OREMOS A NUESTRO PADRE DIOS:

  • Para que nos dé el valor de mirar nuestra vida de frente, sin desanimarnos, reconociendo que somos pecadores.
  • Que la luz de tu verdad ilumine todos los rincones de nuestro corazón;
  • Que tengamos el valor de aceptarnos a nosotros mismos, como tú nos aceptas con mucho amor;
  • Que lleguemos a comprender, Señor, que, por más grandes que sean nuestros pecados, tu Amor para con nosotros es siempre mucho mayor...
  • Aumenta nuestra fe y confianza en Ti, Señor; que lleguemos a convencernos que tú nos buscas más que nosotros a ti, que tu Amor para con nosotros es sin condición y para siempre. Que esta verdad nos dé la seguridad de los hijos de Dios que somos.
  • Para que nos inspiremos los unos a los otros un arrepentimiento más auténtico1 que nos ayudemos a crecer en comunidad, por haber recibido tu perdón...

 

B - ORACIONES DE PERDON:

PERDON, SEÑOR, HEMOS PECADO

  • Por todas las veces que, en vez de irradiar la paz y la alegría, nos encerramos en malos sentimientos y tristezas
  • Por todas las veces que nos hemos tratado con poco respeto, indelicadezas y desatenciones dentro de nuestros hogares
  • Por todas las veces que nos hemos dejado llevar del a pereza y haraganería, por haber faltado a la responsabilidad en la educación de nuestros hijos
  • Por todas las veces que no hemos respetado el bien ajeno o el bien común, por nuestras actuaciones injustas o corruptas, por haber permitido o favorecido el clima de corrupción que impera en nuestro país
  • Por todas las veces que, en vez de edificar y construir la comunidad y la familia, hemos sido negligentes, descuidados, negativos
  • Por todas las veces que hemos hablado mal de otras personas, por los chismes, los falsos testimonios, las mentiras
  • Por todas las veces que hemos usado mal el dinero, quitando el pan y la leche para comprar vanidades, billetes de juegos de azar o cosas por el estilo
  • Por nuestros egoísmos y nuestras infidelidades, por haber pisoteado el amor, dejándonos llevar de la sensualidad y de los placeres fáciles.
  • Por todas las veces que hemos herido y humillado a otras personas, de la manera que sea
  • Por todos nuestros pecados de omisión; por las veces que no hemos querido ver a personas necesidades, por las veces que Tú esperabas tales buenas acciones que te hemos negado

 

12 - ORACIÓN CONCLUSIVA (repitan conmigo)

Señor, a pesar de nuestras infidelidades, Tú eres siempre fiel, siempre dispuesto al perdón. Tu mayor alegría está en darnos tu perdón. Sentimos mucho haberte ofendido. Sentimos el daño hecho a los demás. Cambia nuestro corazón de piedra; danos de abrirnos a tu bondad, de aceptar tu perdón con buen corazón1 y la fuerza de perdonar a los demás.

Recemos el PADRE NUESTRO...